Noctaíra programación cultural ocio verano 2017
Reportajes - 12/08/2017
La Patrona de Alcalá ha estado encarnada por al menos dos imágenes y en su origen probablemente fuera una talla sedente
Dos imágenes de la Virgen del Águila, una misma devoción
Autor:
Alberto Mallado
Dos imágenes de la Virgen del Águila, una misma devoción
Antigua imagen de la Virgen del Águila, que fue destruida en 1936
La Virgen del Águila es la devoción más antigua de Alcalá, a su nombre se han encomendado los alcalareños desde el siglo XIII, pero el rostro al que han rezado no ha sido siempre el mismo. Dos imágenes han atesorado las oraciones de los alcalareños. Una de ellas muy desconocida, la otra, la que se venera en nuestros días.

La anterior imagen de la Virgen del Águila fue quemada en 1936. Existen fotografías antiguas que permiten conocer cómo era la imagen, cuya autoría es anónima,  nunca tuvo atribución alguna. Pero puede aventurarse algo sobre su origen. El proceso de la Reconquista llevaba aparejado el de la cristianización de los lugares y la población. Para ello era costumbre dotar a la nueva plaza de una imagen mariana con el nombre de Santa María. Así ocurrió en Dos Hermanas y en Sevilla, por citar los ejemplos más cercanos. Posiblemente luego, para individualizarlas se le añadiría un nombre, de los Reyes, en Sevilla, Valme en Dos Hermanas o Águila en Alcalá.

Eran imágenes sedentes, con la Virgen entronizada y con el niño en sus brazos. Tallas que respondían a la estética del siglo XIII, aún lejanas a la expresividad del Renacimiento. Así debería ser la primitiva Virgen del Águila, una imagen sedente y de talla completa. Así es por ejemplo la Virgen de Gracia de Carmona, que conserva la talla original debajo de la ropa con la que ahora se presenta vestida.

En el siglo XVIII cambió la estética. La moda eran que las vírgenes estuvieran de pie. Ocurrió en muchos casos, aunque no en todos. Las de Valme y los Reyes por ejemplo mantuvieron su posición original. Además la moda era poder vestir a las imágenes marianas, con una indumentaria que las asimilara a las damas de la época, cuanto más suntuosas mejor. El caso más evidente es el de la Virgen de Gracia, cuyos "ternos" aún conservan las piezas propias de los trajes de entonces y que en otros casos han desaparecido de los ajuares marianos.

Entonces la Virgen del Águila debió sufrir una transformación para ponerla de pie y poderla vestir. Lo que no sabemos, porque no hay documentación, es si esa transformación afectó también al rostro o si se modificó en fecha posterior. Si se modificó, se mantuvo o se cambió por completo.

En cualquier caso, la imagen se perdió en 1936 y se sustituyó por la actual. La Hermandad facilitó documentación y fotografías al escultor Antonio Illanes Rodríguez (que en Alcalá hizo también las imágenes de Jesús Nazareno y San Juan), para que tallase una nueva siguiendo la traza de la anterior. Fue bendecida en 1937 desde cuya fecha recibe culto continuado. El escultor respetó el hieratismo inicial del rostro mariano, pero al Niño Jesús le dio un aire francamente montañesino.

Según describe la propia hermandad, la imagen actual es de cedro, de las llamadas “de candelero” o sea para vestir. Mide 165 centímetros y tiene talladas y encarnadas las manos y cara. Los brazos son articulados en hombros, codos y muñecas. Cejas pintadas, ojos en cristal, pestañas al pelo. La nariz correctísima, teniendo la boca un ligero rictus de sonrisa, al modo de las imágenes de su tiempo. El Niño Jesús, también de cedro, está tallado al completo, y articulados los brazos por el hombro. Su cabeza finamente dispuesta en bucles montañesinos. Facciones dulces y sonrientes, estando pintados los ojos y cejas; es un infante bellísimo, de suave ternura, que mueve a devoción.

La Virgen, de pie, sonriente, enmarca su cara con un rostrillo de forma de corazón, al modo de las reinas y abadesas de Sánchez Coello, en tanto que la ráfaga de plata proporciona una sensación de fulgor y dinamismo que nos recuerda el halo de las apariciones.

La Virgen va vestida de Reina medieval, con saya bordada y manto brocado a juego. Sobre el rostrillo lleva una toca también bordada en oro, y luce una corona de oro de Ley de traza medieval, a tono con el cincelado gótico de la ráfaga de plata. Ostenta la Medalla de Oro de la Ciudad y el Bastón de Alcaldesa honoraria perpetua de Alcalá de Guadaíra.

El Niño Jesús, viste túnica también bordada en oro, y en lugar de corona, lleva tres potencias de oro de ley sobre la cabeza. En sus manos un relicario de oro en forma de corazón; ofrenda de una devota filipina, calza zapatos de oro de ley de hechura mudéjar

Noticias Relacionadas...

Cultura - 09/08/2017
En la iglesia de Santa María se conserva una escena que constituye un interesante testimonio artístico e histórico.
Reportajes - 08/08/2017
Una narración que ha traspasado generaciones atribuye a un origen milagroso su aparición
Hermandades - 07/08/2017
Reportaje fotográfico de Alejandro Calderón
pp julio 2017 situación económica alcalá
Donegan nuevo logo
Ciudadanos casa juventud marzo 2017
tavoletta genérico hotel oromana
Cerquera julio 2017
vinos salud antonio miguel picazo pica vinossalud
Mas vida reproducción julio 2017 celia villa
Caredent
habitando
Geriatros residencia mayores

© Guadaíra Información - 41500 Alcalá de Guadaíra (Sevilla) - España
Teléfono: 655 288 588 - Email: info@guadairainformacion.com � Aviso Legal