Opinión - 21/12/2015
"Asiático XXVII". Paco Pérez
Autor:
Francisco Pérez Caballero

Cuando vengo a España siempre me sorprende que no acierto a ir a las tiendas a las horas en que están abiertas. How can?! Hay tiendas que abren a las cinco y media y cierran a las ocho. No las pillo ni por casualidad.

Ya me he acostumbrado a los horarios ininterrumpidos de nueve a nueve, o de diez a diez. Sábados y domingos incluidos. Qué facilidad poder ir al banco el domingo por la mañana cuando me ha hecho falta.

La base de todo esto es el ocio, la cultura del ocio. Yo no veo cultura del ocio en China. No veo parques atestados de terracitas y de ociosos paseantes los domingos por la mañana, ni he visto una gran televisión con playstation en cada casa. El ocio en China consiste en hacer shopping, en irse a un gigantesco centro comercial, un mall, y pasar el día allí, comprando o sin comprar. Cuando digo gigantesco, quiero decir grande como un alcalareño no se imagina. Centros comerciales que tienen cinco bocas de metro, que si una entrada estuviera en el Barrero, la salida estaría en el Duque, ocho plantas para arriba y cuatro bajo tierra. A esos sitios se van los chinos a pasar el rato.

Nosotros, los que no somos chinos, nos vamos a los parques y lucimos como lo que somos, extranjeros, laowais, paseando por un parque en vez de estar en la pista de hielo de la quinta planta de un edificio más grande que muchos pueblos de España.

Esa pausa que hacemos nosotros a mediodía de cerrar a las dos y abrir a las cuatro o las cinco , es algo alienígena en China. Allí, a las doce, en el sur, o a las once en el norte, se saca el túper y a comer sentado donde te pille, palillos en ristre, sorbiendo noodles con fruición. O mejor aún, los repartidores de comida, sobre los que la Universidad de Harvard ha hecho un estudio en India que los ha dejado patitiesos, por la asombrosa precisión con la que reparten millones de raciones al día, a la hora adecuada, al destinatario correcto y caliente, les llevan la comida a su sitio en el trabajo. Después se echan un sueñecito allí mismo y a seguir.

¿Que qué me gusta más? Me gusta más el sistema chino, pero entiendo que eso funciona sólo allí. Esto es sólo una conjetura, pero quién sabe, yo creo que los chinos carecen de esa cultura del ocio porque no tienen familia. Es decir, creo que como consecuencia de las décadas de política del hijo único, han nacido millones de chinos que no han tenido ni hermanos, ni tíos, ni primos y que han vivido, y viven, vidas en solitario donde el sustituto de una gran familia son sus compañeros de trabajo, de manera que tener una pausa de dos a cinco para ir a comer solo a casa no parece una idea muy atractiva. También cuando trabajas en una ciudad de quince millones de habitantes, donde tu casa está a una o dos horas de metro y autobús, no es posible hacer esa pausa que hacemos muchos españoles para comer en familia.

Al final, lo que vengo a contar, es que aunque me guste más el sistema chino, sólo es posible disfrutarlo allí y cuando estoy en España lo que hago es disfrutar del sistema español, aunque tarde tres días en atinar con una ferretería abierta para comprar una bombilla.

 

Asociación hosteleros bares hostelería alcalá
tavoletta genérico hotel oromana
Término febrero 2017 con foto de la librería
cementos portland ven a conocernos visitas mayo 2018
Donegan´s 20 aniversario años
cerquera promoción lentillas marzo 2019
GRUPO EDUCATIO CAP LOGÍSTICA CAMIONES MAYO 2019

© Guadaíra Información - 41500 Alcalá de Guadaíra (Sevilla) - España
Teléfono: 655 288 588 - Email: info@guadairainformacion.com � Aviso Legal